Categorías

  • Categorías
  • PIERCINGS AROS
  • PIERCINGS FALSOS
  • Labio
  • Nariz
  • Ombligo
  • Oreja
  • PIERCINGS NARIZ
  • Aros Nariz
  • Barra curvada Nariz
  • Barras Nariz
  • Septum
  • PIERCINGS OREJA
  • Dilataciones
  • Espirales Oreja
  • Hélix
  • Industrial
  • Tapers – Conos
  • Tragus
  • PIERCINGS PEZON
  • Aros Pezón
  • Barras Pezón
  • PIERCINGS LABIO
  • Aros Labio
  • Espirales Labio
  • Labrets
  • Smiley
  • DILATACIONES
  • Plug sólido
  • Túnel
  • PIERCINGS CEJA
  • Aros Ceja
  • Bananas Ceja
  • Espirales Ceja
  • PIERCINGS LENGUA
  • Barras
  • PIERCINGS OMBLIGO
  • Aros Ombligo
  • Bananas Ombligo
  • Espirales Ombligo
  • COMPLEMENTOS
  • Collares
  • Llaveros
  • Móviles
  • Pendientes
  • Pulseras
  • Tattoo
Problemas con el piercing de nariz. Bultos, infección o queloide

Problemas con el piercing de nariz. Bultos, infección o queloide

Nos preguntan muy a menudo por los problemas habituales en los piercing de nariz, especialmente sobre posibles infecciones o queloides.

La pregunta más común es ¿está mi piercing infectado? En el caso de la nariz, la grasa natural que segrega la piel en esta zona es algo más abundante por lo que como norma general se aconseja una buena limpieza diaria y tocarlo lo menos posible.

piercing de nariz, queloideLa limpieza correcta se logra con un buen jabón con ph neutro, moviendo la joya para poder limpiar la parte de la barra que se ve y la que no se ve. La joya se limpia estando puesta.

Si quitamos la joya para cada limpieza estamos irritando muchísimo la herida, además de aumentar el riesgo de infección por manipulación. La regla de oro es tocar la zona lo menos posible.

En el caso de la foto que aparece en este artículo vemos un bulto al lado de la perforación. Este bulto puede estar causado por varios factores:

1- Mala colocación de la joya, si la perforación está un poco inclinada, la base plana de este modelo de barra aprieta con uno de sus bordes la piel, lo que causa la inflamación. Se soluciona poniendo una joya con una bolita en vez de un cono o una forma con base plana. O dejándola cerrar y volviendo a hacerla bien. Por eso es importante ir a un sitio con profesionales experimentados. Si te vas a hacer un piercing procura que esté bien hecho a la primera!

2- Golpe o presión contra la cama al dormir. Si has dormido toda la noche sobre la nariz, clavándote la joya contra la piel, no es raro que la zona se inflame. El cuerpo no está acostumbrado a este tipo de presión de un objeto en una zona tan sensible. En este caso la inflamación se suele ir sola al poco tiempo.

3- Te has enganchado la joya con la ropa, al secarte con una toalla o al quitarte o ponerte una camiseta, jerséy, etc. Al igual que en el caso anterior, se trata de algo temporal que se normaliza por sí solo.

Lo importante es saber que lo que vemos en la foto NO ES un queloide ni es una infección. Si lo que tienes se parece a eso, busca en los 3 puntos anteriores qué se aplica a tu caso, pero puedes tener la tranquilidad de que no es nada tan grave como una infección o un queloide.

Otra duda frecuente es sobre una secreción blancuzca amarillenta que sale del piercing. Esto es una mezcla de linfa con sebo, producidas por la piel ante la presencia del piercing, es normal y hasta es positivo, porque es signo de que se está curando correctamente. No hay que confundir esto con pus, el pus es verde amarillento, huele a podrido y la zona duele cuando se toca. Si hay pus es casi seguro que hay infección, si no hay pus estamos habando de linfa y no hay infección.

A la hora de la limpieza diaria hay que quitar todos los restos sólidos de linfa que se acumalan en la barra y en los alrededores de la perforación.

Esperamos que con estos consejos sepas mejor qué le pasa a tu piercing de nariz y lo tengas bien lo antes posible.

Descubre los piercings de nariz con los mejores materiales recomendados por los profesionales aquí!

Add Comment