Categorías

  • Categorías
  • PIERCINGS AROS
  • PIERCINGS FALSOS
  • Labio
  • Nariz
  • Ombligo
  • Oreja
  • PIERCINGS NARIZ
  • Aros Nariz
  • Barra curvada Nariz
  • Barras Nariz
  • Septum
  • PIERCINGS OREJA
  • Dilataciones
  • Espirales Oreja
  • Hélix
  • Industrial
  • Tapers – Conos
  • Tragus
  • PIERCINGS PEZON
  • Aros Pezón
  • Barras Pezón
  • PIERCINGS LABIO
  • Aros Labio
  • Espirales Labio
  • Labrets
  • Smiley
  • DILATACIONES
  • Plug sólido
  • Túnel
  • PIERCINGS CEJA
  • Aros Ceja
  • Bananas Ceja
  • Espirales Ceja
  • PIERCINGS LENGUA
  • Barras
  • PIERCINGS OMBLIGO
  • Aros Ombligo
  • Bananas Ombligo
  • Espirales Ombligo
  • COMPLEMENTOS
  • Collares
  • Llaveros
  • Móviles
  • Pendientes
  • Pulseras
  • Tattoo
Piercing Smiley en el Frenillo

Piercing Smiley en el Frenillo

Tiempo de curación: 4 a 12 semanas

Cuidados posteriores
Los piercings orales tienen la ventaja de que al existir en la boca gran cantidad de bacteria benigna, tiene una protección natural contra las infecciones y otras amenazas en forma de gérmenes de todo tipo.

Smiley piercing

Los enjuagues frecuentes con enjuague bucal antiséptico (lo mejor es que sea sin alcohol para no irritar la mucosa) o con solución salina, ayudan a reducir las posibilidades de que tu piercing te cause alguna infección. Si matas la bacteria "buena" de la boca con enjuagues bucales que sí llevan alcohol estás quitando una protección natural de la boca y ahora de tu piercing. Un síntoma de que no tienes esta capa protectora es cuando ves tu lengua con un tono blanquecino. El color normal es desde el rosado hasta el rosado oscuro.

Los piercings bucales, debido al medio en el que se encuentran, la boca, tienen más posibilidades de generar problemas. Esto es así por el movimiento al que están permanentemente sometidos. La lengua se mueve al masticar, hablar, tragar, y hasta por acto reflejo. Por los mismos motivos tardan un poco más en terminar de cicatrizar.


Si tienes la costumbre de morder el piercing o roza siempre contra la encía, es probable que se produzcan lastimaduras en la superficie de la encía que te obliguen a quitárte el piercing ya que las lastimaduras en esta zona son bastante dolorosas. Lo ideal es que no lo muerdas ni aplastes con la lengua contra la encía!

Otra de las cosas a las que tienes que prestar atención es a mantener ajustada la bola del piercing. Si no adoptas esta costumbre, cabe la posibilidad de que se desenrosque y te la tragues. Hay algo que debes saber, si al tragar esta bola por accidente se te mete por el conducto respiratorio, deberías ir inmediatamente al médico para que te vea.

Finalmente, debes tener en cuenta que las infecciones bucales son peligrosas, especialmente la septicaemia, que puede entrar en tu torrente sanguíneo causando muchos problemas.

Ahoras que sabes los riesgos también queremos contarte que si haces tu piercing en un sitio profesional, asegurándote de que tiene todos los instrumentos esterilizados y luego sigues las indicaciones del técnico del estudio de piercing, limpiándolo y cuidándolo, tendrás un piercing de frenillo para muchos años!

Add Comment